Archive by Author | xaviereducador

Proyecto HEBE

Proyecto HEBE

El Proyecto HEBE es una investigación que coordina Pere Soler (investigador principal y coordinador del Màster Interuniversitario de Joventut i Societat MIJS) financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad sobre el empoderamiento juvenil y los espacios, momentos y procesos que intervienen.

La investigación está realizada en colaboración con cuatro universidades catalanas: Universidad de Girona (responsable del proyecto), Universidad Autónoma de Barcelona, ​​Universidad de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra.

A continuación se puede visualizar un vídeo donde Pere Soler (Investigador principal ) define el proyecto:

Definición proyecto HEBE

El empoderamiento juvenil se refiere al proceso de adquisición individual de aptitudes, habilidades y conocimientos para hacer frente a los retos y dificultades de la sociedad del siglo XXI. En los últimos años, el concepto de empoderamiento ha estado muy presente en las políticas de juventud, discursos políticos o estrategias pedagógicas pero no ha encontrado una definición precisa. Los dos principales objetivos de la investigación del proyecto HEBE son, por un lado, tratar de definir el empoderamiento juvenil y, por otro, definir e identificar cuáles son los espacios, momentos y procesos que intervienen en su desarrollo.

Para alcanzar el primer objetivo, el proyecto profundiza en el concepto de empoderamiento a través del análisis teórico del término. Empoderar es un antiguo y ambiguo verbo español (del  inglés to empower) que la 23ª edición de 2014 del diccionario de la Real Academia Española recoge ya con el nuevo significado con el que se utiliza: ‘Hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido’. En el siguiente vídeo Pere Soler recoge la metodología que guía el proyecto, teniendo en cuenta la complejidad del termino:

Metodología del proyecto HEBE

Para alcanzar el segundo objetivo, HEBE emplea las siguientes metodologías: un cuestionario a los jóvenes sobre su perspectiva respecto al empoderamiento, el análisis y relectura de relatos de vida de grupos de jóvenes, el análisis de los resultados por la confección de una batería de indicadores de empoderamiento y, finalmente, un Taller de Pedagogía Audiovisual que ha dado pie a la creación del webdoc Proyecto-HEBE.

Figura 1: Investigadores del Proyecto HEBE y jóvenes colaboradores del taller.

Captura.JPG

¿Cómo podemos empoderarnos? ¿Cómo conseguimos capacitarnos? ¿Cómo conseguimos adquirir y desarrollar competencias? ¿Cómo podemos crecer vitalmente? Éstas son algunas de las preguntas a las que el proyecto HEBE pretende dar respuesta para poder realizar procesos de empoderamiento entre los jóvenes.  A continuación se puede visualizar un pequeño corte del documental interactivo sobre el empoderamiento juvenil del taller de pedagogía audivisual citado en el párrafo anterior:

Un documental interactivo sobre empoderamiento juvenil

Más información en las páginas oficiales y plataformas sociales del Projecto HEBE:

http://webdoc.projectehebe.com/

http://projectehebe.com/ca/

https://twitter.com/proyectohebe

Anuncios

¿Los jóvenes son el futuro o el presente?

Una frase muy utilizada por parte de los poderes públicos es la de “Los jóvenes son el futuro”. Asociar juventud con futuro es propio cuando el poder ejecutivo y legislativo está en manos de “adultos”. ¿Qué elementos no visibles y cuál es la motivación de dicha afirmación? En estos años de agudización de la crisis económica y de la pérdida de autonomía de los Estados la capacidad de los gobiernos de resolver los problemas de desempleo, educación pública y de calidad, etc., principalmente concentrados en los sectores más jóvenes de la población, ha facilitado un discurso legitimador de las elites dominantes buscando posponer las expectativas de las jóvenes generaciones para cuando estas lleguen a la adultez. Al decir que “los jóvenes son el futuro” en realidad lo que se está diciendo es que no se tienen alternativas para el presente. Resulta paradójico tratar al ciclo vital más creativo, enérgico y espontáneo como un tiempo de transición en el que deben ser pospuestas las expectativas hasta llegar a otra etapa que realmente es la plena, la no transicional. No hace falta profundizar en el tipo de modelo de desarrollo del mundo actual para afirmar que ese puerto final, esa etapa en la que termina la transición no existe. Toda la vida del ser humano se desarrolla entre transiciones y cada etapa, cada momento, cada transición tiene su sentido propio y, sobre todo, sus expectativas propias.

Por tanto, las transiciones son procesos llenos de vida, en contraposición a lo estático, a lo establecido. Esto es, un momento de posibilidades de crítica y construcción de algo nuevo. Y más hoy en día, que los expertos aseguran que estamos ante el final de una época, que el capitalismo y sus diferenciaciones entre seres humanos es insostenible. Pues bien, este cambio necesario de modelo económico, de intercambios a nivel global, necesita nuevas estructuras donde la población joven tenga acceso a los recursos y el diseño de las estructuras de toma de decisiones. Se debe aprovechar la creatividad y la capacidad de transformación social que la juventud brinda al conjunto de la sociedad para reinventarla. Hay que construir una consciencia ciudadana que vea al joven como parte de la solución no como parte de un problema.

futuro_jovenes

Actualmente, se abre un debate respecto a la oferta laboral. Según los expertos las tasas de desempleo seguirán aumentando. Esto es, que aunque aparezcan nuevas formas de contribuir a la sociedad y de “ganarse la vida” se destruyen más oficios de los que se crean. El analista Paul Mason asegura que “el capitalismo ha agotado su capacidad de adaptarse” y vaticina el final del trabajo: “en treinta años habrá la mitad de empleos”.

Se puede consultar el artículo en este enlace:En 30 años habrá la mitad de empleos

Que el capitalismo ha agotado su capacidad de adaptarse es una afirmación que podría debatirse puesto que un sistema económico que no puede absorber sus propias contradicciones es un sistema económico fallido desde sus inicios. En cualquier caso, es evidente que más que en una época de cambios estamos ante un cambio de época.

a

Es cierto, que surgirán nuevos empleos, nuevas formas de contribuir a la sociedad pero incluso los economistas más optimistas señalan que el desempleo solo lo resolverá la educación y la creatividad. Y una de las mayores fuentes de creatividad está en la población joven. Por tanto, ¿Se le podrá dar sentido a la frase de “La juventud es el futuro”? ¿Habrá que cederles el protagonismo presente a los y las jóvenes para que exista ese futuro?